Ascensos federales

San Luis FC y Talleres de Córdoba subieron a la Primera B de la Asociación del Fútbol Argentino. Las puntanas derrotaron a Nueva Chicago y la «T» ganó su partido porque Arsenal no viajó a Córdoba. 

El campeonato de la Primera C ya tiene a sus dos equipos ascendidos, se trata de San Luis FC y Talleres de Córdoba. A falta de dos fechas para llegar al final del torneo, las puntanas viajaron hasta Mataderos y derrotaron 4-2 a Nueva Chicago con los goles de Marianella Suárez, Florencia Cordero, Carla Lescano y Raquel Polich. Las cordobesas, en tanto, sumaron de a tres debido a que Arsenal de Sarandí no se presentó a jugar (el partido debió jugarse en Córdoba). Lo que sucedió con el equipo de Buenos Aires es una muestra más de lo poco que le interesa a muchas muchas dirigencias el fútbol femenino.

Con el ascenso de San Luis FC, es la primera vez que un equipo de fútbol femenino de esa provincia logra ascender en una categoría de AFA. El conjunto puntano, que tiene apenas un año de creación, forma parte de un ambicioso proyecto del Gobierno de San Luis, ejecutado a través de la Secretaría de Deportes, que tiene como uno de sus objetivos potenciar el desarrollo del fútbol femenino en todo el territorio provincial.

Para alcanzar este logro, San Luis FC disputó 29 partidos y no perdió nunca. Es el único equipo invicto de la categoría y además de ascender, el próximo fin de semana tendrá la posibilidad de ser campeón en caso de ganarle a Talleres de Córdoba.

Las cordobesas, que también están haciendo una campaña brillante (apenas perdieron un partido en el año), cierran el 2022 con un logro que pone a la ciudad de Córdoba como una de las capitales más importantes del fútbol femenino. A principios de octubre Belgrano subía a Primera División, dos meses después lo hace a Primera B el rival de toda la vida. Mientras tanto, las futbolistas de Instituto piden a gritos jugar en AFA.

Lía Escobar, de pasado en Unión de Santa Fe, les transmitió sus sensaciones a La Diez: «Sinceramente es un ir cayendo día a día, porque queríamos jugarlo en cancha, nos preparamos para ese momento, y enterarnos por videollamada fue inesperado. Pero estoy muy contenta, satisfecha, y muy orgullosa de este nuevo logro. Más que nada por la cantidad de trabas que tuvimos que enfrentar, poner el cuerpo, lidiar con malas noticias, la incertidumbre de entrar o no en AFA».

La «Negra» también habló de los sueños que se pueden cumplir y del orgullo de ser futbolistas. «Lo soñamos, lo logramos, lo deseamos y nada es causalidad. Todo esto es muchísimo trabajo, sacrificio, corazón y amor al fútbol. Hoy nos sentimos un poco más profesionales. Más allá de que seguimos enfocadas en el otro objetivo que es campeonar, hoy somos más jugadoras de fútbol que nunca».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí