Estamos de pie

Argentina perdió la semifinal por 1-0 ante las anfitrionas de la Copa América, pero jugará por el tercer puesto que le de el pasaje directo a la Copa del Mundo de 2023.  

Argentina no pudo ante Colombia y perdió la semifinal de la Copa América por 1-0. Linda Caicedo (figura) anotó el único gol de las cafeteras a los 63 minutos. Ese tanto de la talentosa jugadora colombiana le puso justicia a un partido que casi siempre fue manejado por las locales.

Ahora la esperanza está puesta en el próximo encuentro. Pese a la derrota la Selección Nacional todavía tiene chances de clasificar de manera directa al Mundial de Australia – Nueva Zelanda, para eso deberá ganar el partido por el tercer puesto ante el perdedor de Brasil – Paraguay.

Mala señal

En las horas previas al partido, el plantel argentino recibió la mala noticia de que Aldana Cometti, central indiscutida de Germán Portanova, había dado positivo de Covid-19 por lo que en su lugar ingresó Sophia Braun. Por lo que la Argentina salió con: Vanina Correa; Gabriela Chávez, Agustina Barroso, Sophia Braun, Eliana Stábile; Daiana Farfán, Romina Núñez, Florencia Bonsegundo, Estefanía Banini; Yamila Rodríguez y Mariana Larroquette.

En tanto, Colombia formó con: Catalina Pérez; Mónica Ramos, Daniela Arias, Jorelyn Carabalí, Manuela Vanegas; Lorena Bedoya, Liana Salazar, Catalina Usme; Linda Caicedo, Leicy Santos y Mayra Ramírez.

La Selección Nacional tomó la iniciativa en los minutos iniciales del juego y tuvo una clara oportunidad en los pies de Romina Núñez que ante la presión de la defensa y la salida de la arquera Catalina Pérez no definió bien. Poco después, Estefanía Banini probó con un remate al arco que desvió Pérez.

Pasados los 20’ Colombia empezó a inclinar la cancha y generó varias chances de gol en terreno albiceleste. A los 32′ Linda Caicedo le ganó la posición a Gabriela Chávez pero no definió cómoda ante Vanina Correa, que tapó el disparo con sus piernas.

La más clara para el elenco anfitrión de la Copa América estuvo a cargo de Mayra Ramírez que hizo pasar de largo a las defensoras rivales, le pegó fuerte arriba y su remate dio en el travesaño.

El primer tiempo dejó una mejor imagen de las locales, con mayor juego asociado y un enorme despliegue físico. Argentina mostró fisuras en el medio y en la última línea.

En el complemento Argentina sufrió mucho: a los 63 un centro al área que Agustina Barroso no alcanzó a despejar, fue controlado por Linda Caicedo que definió de zurda y estableció el 1-0.

Luego, un pase largo desde el medio campo encontró a Leicy Santos que se metió al área, le amagó a las defensoras, remató al arco pero Correa evitó el segundo tanto. Como si fuera poco, a los 73 la selección nacional se quedó con una jugadora menos tras la expulsión de Gabriela Chávez por doble amarilla.

Durante los minutos restantes al conjunto albiceleste le costó mucho ordenarse para generar juego, por lo que fabricar el empate se hizo cuesta arriba. Más allá de no encontrar una sola oportunidad para igualar, pese a estar con una menos en ningún momento negoció la actitud combativa para intentarlo hasta el final.

Colombia fue un inobjetable triunfador, pero por el lado argentino queda la sensación amarga con un cuerpo técnico que pudo haber corregido el esquema sobre la marcha, que  demoró los cambios y además se equivocó en las variantes. Recién a 12 minutos del final llegaron los primeros cambios, con el resultado adverso, una jugadora menos, futbolistas lesionadas desde la primera etapa y un equipo superado en todas las líneas desde los 20 minutos de la primera etapa.

Y como si fuese poco el arbitraje de la chilena María Carvajal fue un espanto.

Lo que sigue

El equipo argentino todavía tiene una posibilidad de conseguir el cupo directo al Mundial Australia – Nueza Zelanda 2023, ya que jugará por el tercer puesto con el vencedor de Brasil – Paraguay el próximo viernes, a las 21.00.

Vale destacar, que por haber llegado a semifinales el equipo nacional aseguró su presencia en el torneo Panamericano 2023 que se realizará en Santiago de Chile.

La noche de Bucaramanga ya pasó, habrá más tiempo y serenidad para que el cuerpo técnico evalúe los errores de sus jugadoras y los propios; ahora es tiempo de preparar el partido más importante del año, el que puede dejar a nuestra querida selección en un nuevo Mundial.

Para finalizar optamos quedarnos con una frase de la experimentada Vanina Correa: «Anímicamente fue un golpe, pero tenemos el objetivo bien claro: conseguir el pase al Mundial. Estamos preparadas para lo que sigue».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí