Boca es el primer campeón de la era semiprofesional

Las Gladiadoras hicieron valer su poderío colectivo e individual y aplastaron a River por 7 a 0 en la final del Torneo Transición. Es la estrella 24 para el equipo femenino de Boca y la primera de esta era semiprofesional. 

Por Ileana Manucci

A Boca le alcanzó con un tiempo para definir la final que se disputó hoy en el estadio de Vélez. Las dirigidas por Christian Meloni se fueron al descanso ganando 5 a 0 y el partido ya estaba liquidado, no solo por el resultado, sino porque River no daba señales de recuperación.

El trámite del partido, el que se dio finalmente, era difícil de pensar en la previa. Ambos equipos llegaron a esta final luego de ganar todos sus partidos de la fase clasificatoria y dando muestras de buen fútbol.

Pero ya desde el momento en que se dieron a conocer las formaciones, antes del pitazo inicial, algo se veía raro del lado millonario. En el 11 titular no estaban tres de sus jugadoras claves: la arquera Florencia Chiribelo, la 10 Justina Morcillo y la delantera histórica Lucía Martelli. El planteo «sorpresivo» de Reyes no le dio resultados, fue fatal.

Luego de unos primeros minutos iniciales donde ambos equipos se midieron, se estudiaron y jugaron con los nervios propios y ajenos, a los 13 minutos Boca encontró los caminos hacia el arco de Molinas y Clarisa Huber, gambeta mediante a la arquera, abrió el marcador y marcó el 1 a 0.

Cuando los festejos todavía no habían terminado, las Gladiadoras golpearon otra vez: Yamila Rodríguez sacó un zapatazo desde la puerta del área y la clavó al ángulo para conseguir el segundo gol xeneize.

Los dos goles en dos minutos fueron un golpe del cual River no se pudo reponer y la falta de reacción le costó, a los 32 minutos, un nuevo gol: la mejor jugadora de la cancha -y una de las mejores del país- Lorena Benítez, metió un bombazo de media distancia y adentro.

El cuarto y el quinto, sobre el final del primer tiempo, fueron en los pies de dos históricas goleadoras xeneizes: Fabiana Vallejos y Andrea Ojeda.

En el inicio del segundo tiempo River intentó reaccionar y los cambios, con el ingreso de Justina Morcillo y Mercedes Pereyra, fueron en ese sentido. Pero la suerte estaba echada para las de Nuñez que nuevamente, en dos minutos, recibieron los dos goles que sellarían el 7 a 0 final: otra vez en las redes la dupla infalible de Fabiana Vallejos y Andrea Ojeda.


Todo fue azul y oro en la noche del Amalfitani. Boca se convierte en el primer campeón de la era semiprofesional del fútbol femenino argentino y con esta estrella corta una racha de ocho temporadas sin conseguir un título.

Las Gladiadoras son las justas campeonas, no sólo por la implacable muestra de fútbol que dieron esta noche sino por todo lo hecho desde el torneo anterior, ese que quedó trunco por la pandemia y que las tenía punteras e invictas.

River, a pesar del resultado aplastante, se va con la frente en alto. A lo largo del certamen fue encontrando un sistema de juego que le dio grandes resultados y que lo llevó, entre otras cosas, a superar en la semifinal al bicampeón del fútbol local, la UAI Urquiza. Quedará para los análisis posteriores las razones del planteo del DT y las ausencias que, con el resultado puesto, parecieron determinantes.

Se terminó el primer torneo semiprofesional del fútbol femenino argentino y aún queda mucho, muchísimo, por mejorar. Las jugadoras merecen un reconocimiento acorde al enorme esfuerzo que hacen por representar a sus clubes, merecen jugar siempre en los estadios principales y no solo en una final, algo que, además, resulta hasta contraproducente: no es lo mismo jugar en campos de entrenamiento que en una cancha profesional, esos cambios les exigen un esfuerzo mucho mayor y un desgaste importante.

Salud campeonas, salud subcampeonas. El fútbol femenino local, con el necesario y urgente desarrollo que AFA debe sostener y profundizar, tiene todo para crecer y llenar de gambetas, picardía y talento las canchas argentinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here