En la final de la Copa Mundial Femenina Sub-17 Uruguay 2018, la Rojita le ganó a México por 2-1 en Montevideo y se convirtió en la primera selección de su país en ganar una competición femenina de la FIFA.

La tercera fue la vencida para España. En 2014, la sub 17 se había quedado con las manos vacías ante Japón en la final del Mundial de Costa Rica, y el pasado agosto el equipo nipón volvió a interponerse en el Mundial sub-20 de Francia. Esta vez las españolas no perdieron la oportunidad: se impusieron por 2-1 a México y se convirtieron así en la primera selección de su país en alzarse con un Mundial femenino en cualquier categoría.

En el trámite del partido, los primeros 25 minutos de España fueron claves: con gran control de la pelota logró anotar los dos goles que las llevarían a la victoria, ambos de los pies de su número 10, Claudia Pina.

A México le faltaba juego, pero le sobraba ganas. Y en una pelota parada, Denise Castro acortó la distancias. Las españolas no tardaron en recuperar el control, pero ni Pina ni Navarro aprovecharon situaciones claras, y el 2-1 se mantuvo hasta el final del partido.

La Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA Uruguay 2018 llegó a su fin y en el podio, junto a España y México, se acomodó Nueva Zelanda, que le ganó 2 a 1 a Canadá en el partido por el tercer puesto.

Mukarama Abdulai (Ghana) anotó siete goles en los cuatro partidos que disputó en el torneo y se quedó con la Bota de Oro. De este modo, adelantó a Jane Ayieyam como máxima goleadora histórica de la selección ghanesa en la Copa Mundial de la categoría y fue una de las máximas responsables de que las suyas alcanzaran los cuartos de final.

La española Claudia Pina fue elegida la mejor jugadora del Mundial, llevándose el Balón de Oro. Pina fue el motor creativo de la selección española y por sus pies pasó casi todo el juego del equipo. Su velocidad y visión de juego le permitieron no solo lanzar los ataques de España, sino también desarrollar su increíble olfato goleador.

Catalina Coll, arquera española, se quedó con el Guante de Oro. Coll sostuvo a las suyas y sobresalió especialmente contra Corea en cuartos de final, donde detuvo dos penales y allanó el camino de su equipo a las semifinales y al posterior título.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here