La UBA lanzó la primera diplomatura en Género y Deporte. «El mundo del deporte es un espacio clave para avanzar con la agenda de género desde una perspectiva de derechos», señalan desde el equipo académico a cargo. Este viernes habrá una charla informativa para pre-inscriptos. 

La perspectiva de género, en general y en la práctica deportiva en particular, se aprende. La fuerte irrupción de los feminismos en los últimos años en el país, con el fenómeno masivo que implicó el movimiento Ni Una Menos, comenzó a poner en cuestión los espacios en los cuales mujeres, lesbianas, bisexuales, trans y travestis nos desempeñamos o aspiramos a hacerlo.

El deporte es, claramente, uno de ellos. Un ámbito donde las mujeres y disidencias se han visto siempre expulsadas, menospreciadas. Formarse como deportistas, pero también cómo entrenadores/as, periodistas, comunicadores/as, dirigentes, para entender la forma en que estas desigualdades han atentado y atentan contra el desarrollo de las identidades femeninas en el deporte, es una de las claves para avanzar hacia un mundo más inclusivo, que abra la cancha y pase la pelota.

«Suena casi increíble contarlo, pero la primera vez que hablamos de esto fue en una cancha de fútbol», comenta Analía Fernández Fuks, coordinadora académica, en diálogo con La Diez. «Yo dirigía un equipo de fútbol 5 donde juega Ana Laura Azparren, que forma parte de la Subsecretaría de Políticas de Género de la Facultad de Ciencias Sociales. Una vez que el partido terminó, como todos los sábados, nos quedamos sentadas mirando el partido que seguía. Entre charlar y charla le comenté la falta de espacios formativos sobre deporte y género; ese cruce no aparecía en las currículas institucionales ni de las escuelas de periodismo, ni de los espacios docentes. Ana no dudó mucho y me dijo: ‘Hay que armar algo'».

Según cuenta Analía, a los pocos días Azparren la citó en la facultad con Carolina Spataro, quien coordina la Subsecretaría, y Verónica Moreira, quien hoy dirige la diplomatura. «Ahí mismo tuvimos los primeros intercambios de mirada, de ideas: hacia quién, con qué forma, qué contenidos. Las cuatro notábamos esta falta de espacios institucionales y de trayecto formativo. Y sobre eso trabajamos pensando en qué transformaciones buscamos en los ámbito deportivos y de aquellxs que los llevan adelante, cómo dialogan los feminismos en el deporte», señala Analía.

-¿Cuáles son los objetivos principales esta diplomatura?

-Algunos de los objetivos que nos planteamos al momento de armar la diplomatura, de pensarla e ir intercambiando reflexiones fueron: que pueda ofrecer herramientas teórico-prácticas para el análisis de las múltiples relaciones de poder entre los géneros en el ámbito deportivo y reflexionar sobre cómo estas relaciones se traducen en obstáculos para el ejercicio pleno de los derechos en este ámbito. Otro punto a destacar es que nos proponemos que la diplomatura favorezca y promueva el desarrollo de perspectivas críticas en torno a los cuerpos, los géneros y las sexualidades y su vinculación con los deportes. Y, por último, buscamos que la diplomatura brinde herramientas para la planificación de prácticas e intervenciones que contemplen, visibilicen y busquen desarticular las desigualdades y las múltiples formas de violencias relacionadas con las identidades/expresiones de géneros y/o sexualidades en el ámbito del deporte y la actividad física.

«Proponemos que la diplomatura favorezca y promueva el desarrollo de perspectivas críticas en torno a los cuerpos, los géneros y las sexualidades y su vinculación con los deportes»

-Cuando la armaron ¿en qué destinataries pensaron?

-Pensamos que las y los destinatarios de la misma podrían ser deportistas, educadorxs populares, profesorxs de educación física, periodistas deportivos, investigadores/as, trabajadorxs, dirigentes y otres integrantes de organizaciones e instituciones deportivas o de la actividad física. No es excluyente, por supuesto, pero sí creímos al armarla que con este campo destinatario estábamos cubriendo el abanico de posibilidades de actorxs del ámbito deportivo.

La universidad pública y el deporte que queremos

Según Ranking QS, por sexto año seguido, la Universidad de Buenos Aires (UBA) está entre las mejores 100 universidades del mundo. No es un dato menor que sea en esta prestigiosa casa de estudios que comience a dictarse una diplomatura en Género y Deporte.

«La universidad pública tiene un rol muy importante de formación, transferencia e intercambio con organizaciones sociales, sindicatos, agencias estatales y diversos actores de la sociedad civil», nos dicen Ana Laura Azparren y Carolina Spataro de la Subsecretaría de Políticas de Género de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. «Entre ellos el mundo del deporte es un espacio clave para avanzar con la agenda de género desde una perspectiva de derechos. Los deportes han sido fuertemente marcados por las desigualdades de género y el binarismo, discriminando a identidades de género no hegemónicas. Es por ello que es indispensable formar deportistas, dirigentes, educadorxs populares, profesorxs de educación física, periodistas deportivxs con una mirada feminista que colaboren para que el mundo del deporte sea un lugar más igualitario y de derecho. Y para esa tarea la articulación con la universidad pública es indispensable».

Nombres y renombres

Quienes decidan inscribirse y sumarse a esta propuesta de formación, se encontrarán un equipo docente con nombres ligados al mundo del fútbol femenino. Además de Analía Fernández Fuks -periodista de Latfem y una de las compañeras que cubrió el Mundial de Francia 2019-, se encuentran Ayelén Pujol (escritora y periodista), Mónica Santino (ex jugadora y fundadora de La Nuestra), Juliana Román Lozano (ex DT de Huracán), Julia Hang (socióloga y doctora en Ciencias Sociales) y Nemesia Hijós (antropóloga social e investigadora del Conicet).

Durante el desarrollo de la diplomatura, que cuenta con el acompañamiento del Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación, se realizarán entrevistas a personalidades asociadas al campo del deporte y la actividad física.

Inscripción y cursada

Desde cualquier lugar de país se puede asistir a esta diplomatura ya que la cursada será virtual. La misma tendrá una carga horaria total de 120 horas.

La cursada será los viernes de 17 a 19, y la duración será desde el 18 de septiembre al 18 de diciembre (más dos clases en marzo de 2021 para cerrar el trabajo final). Este viernes 28 de agosto, a las 17, habrá una charla informativa para pre-inscriptes.

Para aprobar y obtener el certificado se requerirá: el 75% de asistencia, participación en las discusiones y foros virtuales, realización de actividades prácticas y la aprobación de trabajo final integrador.

Esta diplomatura es arancelada, pero se ofrece el pago en cuotas de la misma. Para más información, click acá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here