Fueron sólo 60.739 personas

0
276

El crecimiento del fútbol jugado por mujeres ya es un fenómeno mundial. Ayer hubo nuevo récord de asistencia en España para el partido entre el Atlético de Madrid y el Barcelona.

En el mismo fin de semana en el cual el fútbol argentino comenzaba, al menos con un anuncio, a abrirle las puertas a la profesionalización del femenino, en España se vivió otra histórica jornada que no hace más que reafirmar que el fútbol de las pibas llegó para quedarse.

El madrileño barrio de San Blas se llenó este domingo de camisetas rojiblancas, en un desfile incesante hacia el estadio Wanda Metropolitano, hogar del Atlético de Madrid. Una postal común cuando juega el equipo del Cholo Simeone, pero que en esta ocasión tenía a otras protagonistas.

Por la Liga Iberdrola, el Atlético femenino recibió a su par del Barcelona. El equipo colchonero confiaba en meterse buena parte del torneo en el bolsillo con un triunfo que hubiera llevado a nueve puntos la distancia sobre su perseguidor a falta de seis jornadas. Pero el Barça fue mejor y se llevó los tres puntos al imponerse por 0-2. Pero más allá del resultado, el partido quedará para la historia del deporte femenino en España y el mundo.

60.739 personas convirtieron a este clásico español en el partido de fútbol femenino entre clubes con mayor asistencia en todo el mundo. De esta forma superó el récord español que había marcado en enero el partido de cuartos de final de la Copa de la Reina, entre el Athletic de Bilbao y el Atlético de Madrid, al cual asistieron 48.121 personas. 

El hecho no ha pasado desapercibido para nadie, por eso los principales medios deportivos de España lo reflejaron así en sus portadas:


También se rompió otra marca histórica, que tenía ya 99 años: en el Boxing Day (tradición inglesa por la cuál se disputan partidos de fútbol el 26 de diciembre) de 1920 se dieron cita 53.000 personas en el Goodison Park (Liverpool) para el encuentro entre el Dick, Kerr’s Ladies y el St. Helen’s Ladies. Un año después de ese hecho, la Federación Inglesa prohibió el fútbol femenino aduciendo que era un deporte “inadecuado para mujeres”. En selecciones, el récord lo fijan los 90.185 espectadores que presenciaron el Estados Unidos-China del Mundial de 1999, en el Rose Bowl de Pasadena.

En el continente americano, a nivel clubes, el récord de asistencia lo tiene México, cuando el año pasado 51.211 personas se dieron cita para la final que jugaron Tigres y Las Rayadas, el gran clásico de la ciudad de Monterrey.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here