Nada para reprocharse

UAI Urquiza empató con Iranduba y se le escapó la punta del Grupo C. Ahora depende de otros resultados para definir su pase a las semifinales. 

Jugaron el partido como unas verdaderas Guerreras, tal cual es su apodo. La UAI se plantó frente a la locales, frente a un equipo que juega en un fútbol profesional, y jamás fue menos.

A los 3 minutos del segundo tiempo, Mariana Larroquette cambió por gol un penal que le habían cometido a su compañera Mariana Gaitán, y las de Villa Lynch pasaban a ganar el partido.

Desde ese momento, las argentinas jugaron el partido con más garra y hambre de gloria que con juego, aguantando la avanzada de las brasileras, que iban a todo motor en búsqueda del empate. Un empate que la arquera de la UAI, Solana Pereyra, evitó en al menos tres ocasiones claras.

Con los 45 minutos reglamentarios cumplidos, se adicionaron nueve más, que fueron claves. A los 54 minutos, tras una polémica jugada, la árbitra del encuentro marcó un penal para Iranduba que Raquel Fernandes se encargó de convertir. Fue el 1 a 1 final.

Con bronca y tristeza, entre lágrimas y sosteniéndose mutuamente, las Guerreras dejaron la cancha tras el pitazo final. Nada para reprocharse las campeonas argentinas, el fútbol siempre da revancha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here