Hoy, desde las 19, la Selección Argentina comienza a jugarse en el mano a mano con Panamá, la clasificación al Mundial de Francia 2019. Repasamos como llegaron ambos equipos a esta instancia decisiva.

El 22 de abril, ante las 16 mil personas que coparon el estadio de La Serena, Argentina se despedía de una Copa América muy especial con una dura derrota -4 a 0- ante las locales. Pero allí comenzaba una nueva etapa.

El tercer puesto alcanzado en Chile le dio a las argentina la posibilidad que concretará en los partidos de hoy y del próximo martes: jugar el repechaje para clasificar al mundial que se disputará en Francia el próximo año.

Garra y corazón

El camino a la Copa América no fue fácil. En julio del año pasado, cuando la selección debía retomar las prácticas en el predio de Ezeiza, la falta de pago por parte de la AFA derivó en una decisión drástica: no entrenar más. A la medida la hicieron pública en septiembre, a través de una carta que publicaron en las redes sociales.

El contexto del seleccionado argentino era desolador: había jugado por última vez el 18 de julio de 2015, ante Colombia por los Juegos Panamericanos de Toronto. Luego de ese día se desintegró el equipo, se fue el DT (Julio Olarticoechea), no hubo más jugadoras, nunca más un entrenamiento. Durante dos años y una semana el fútbol femenino albiceleste estuvo desaparecido. El 22 de julio se conoció la convocatoria y el 25 del mismo mes las chicas volvieron a entrenar con un nuevo cuerpo técnico.

El empuje, el orgullo y el amor por el fútbol y por la celeste y blanca las llevó hasta la Copa América que se jugó en Chile. Con muy poca preparación (apenas una semana) y un montón de dificultades llegaron al cuadro final que clasifica al Mundial Francia 2019 y en el camino le ganaron por 3 a 1 a una de las potencias, Colombia.

Fue justamente ante Colombia donde las jugadoras decidieron hacer manifiesto su reclamo de mayor compromiso a la AFA. En la tradicional foto del equipo antes de comenzar el partido, todo el plantel posó haciendo un gesto que luego se viralizó por las redes y llegó a los grandes medios, esos que ni sabían que se estaba jugando la copa. “Queremos ser escuchadas en nuestro país. Que vean cómo jugamos al fútbol. Buena parte de la población no sabe que se está jugando este torneo”, dijo Florencia Bonsegundo por esos días.

Tiempo de preparación

Con el reclamo visible, los buenos resultados a pesar de las dificultades y en un contexto potenciado por el movimiento de mujeres copando las calles en lucha por sus derechos (entre ellos el derecho al juego, al goce y a ocupar espacios tradicionalmente asignados para los varones, como el fútbol), la AFA debió tomar en serio los pedidos de las jugadoras.

Los entrenamientos pos Copa América se realizaron en el predio de Ezeiza, con todas las comodidades que un seleccionado demanda y no practicando en césped sintético o teniendo que ceder el espacio a cualquiera de las selecciones masculinas, como venía sucediendo.

Además, a finales de agosto, las dirigidas por Carlos Borello realizaron una gira por Estados Unidos y Puerto Rico, donde cosecharon tres victorias y una igualdad ante equipos universitarios de ambos países. La última etapa preparatoria también incluyó amistosos internacionales: fueron dos partidos contra Uruguay, con el saldo de una victoria y una derrota.

El rival

Luego de toda la etapa de preparación, lo único que aún restaba por conocerse era el nombre del rival. El misterio se develó el 17 de octubre, cuando Panamá perdió ante Jamaica en el clasificatorio de los equipos de la Concacaf y se transformó así en el rival de Argentina.

Las panameñas arribaron al país este lunes y realizaron sus entrenamientos en las canchas del predio Tita Mattiussi, de Racing.

El rival se llama Panamá

El día llegó

Finalmente, el día del partido de ida llegó. La selección -que participó de su último mundial en 2007- buscará asegurarse un buen resultado de local, ante un marco que, sin dudas, será imponente: la cancha de Arsenal, con capacidad para poco más de 15 mil personas, estará llena y expectante.

Aunque el DT del conjunto nacional aún no dio a conocer el 11 inicial con el que saldrá a la cancha frente a Panamá, las elegidas podrían ser: Correa, Stabile, Cometti, Barroso, Sachs, Santana, Bravo, Banini, Bonsegundo, Larroquette y Potassa.

El encuentro contará con un cuerpo arbitral íntegramente femenino: la checa Jana Adamkova será la jueza principal, y estará acompañada por Sonja Rodak (Croacia) y Michelle O’Nell (Irlanda) en el campo, mientras que la cuarta árbitro será Sandra Braz (Portugal).

El partido comenzará a las 19 y será transmitido en vivo por TyC Sport. Además, en la previa, durante el partido y al finalizar, toda la información, las mejores fotos y comentarios, en las redes sociales de La Diez (Twitter, Instragram y Facebook).

Llegó la hora de alentarlas, de devolver con apoyo y reconocimiento el trabajo que todas estas jugadoras vienen haciendo, a pulmón y con mucho amor, para dejar a la celeste y blanca en lo más alto, algo que sin dudas ya lograron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here