Por el derecho a jugar

0
1152

El martes, luego de que un mensaje de su mamá en Facebook se viralizara, conocimos a Candelaria, una pequeña de 7 años que juega al fútbol con sus compañeros varones en Huracán de Chabás y que por una disposición de la Liga Casildense de Fútbol (LCF) no podrá seguir haciéndolo.

En esa pequeña localidad del sur santafesino, pasa lo que en muchos otros pueblos y ciudades del país: los clubes no tienen equipos de fútbol femenino, por lo que las niñas que quieren jugar, lo hacen con niños.

Para ellas y ellos, eso no es un problema, al contrario. En casi todos los casos las pequeñas son una más del equipo y hasta se destacan como goleadoras o capitanas. Juegan al fútbol como eso, como un juego, porque son niñxs y porque hasta los 12 años las diferentes categorías no son competitivas, sino meramente formativas y recreativas.

Dejen jugar a Candelaria

“Hace un par de años la AFA reglamentó bajar la edad de fichaje de 12 a 8 años”, explica Rosana, mamá de Candelaria. Y eso fue lo que le explicaron a ella en la reunión que mantuvo con las autoridades de la Liga Casildense de Fútbol, a la cual la convocaron luego de las repercusiones mediáticas del caso de Cande.

“Así es que Candelaria en el año 2019 tendría que fichar, algo que no va suceder porque no se puede fichar nenas en ligas masculinas”. Aunque Rosana dice que eso lo sabían, lo que los tomó por sorpresa fue que esto sucediera tan pronto. “Se ficha en instancias precompetitivas, en fútbol infantil, en la escuelita de fútbol o como mas les guste llamar. Pero con 8 añitos el niño/a vive de ilusiones, su vida es un juego, les da lo mismo el Camp Nou o la canchita de la esquina, sueñan con sus ídolos, no pueden comprender de mercados pases. El único derecho que conocen es el de ser feliz”.

Con la situación actual, Cande -que sueña con jugar en Boca-, sólo podrá seguir haciéndola en su club hasta fin de año. “Solo dejaron una puertita abierta para que presentemos un reclamo o propuesta a considerar en una asamblea”, cuenta Rosana.”Vamos a presentar todos los argumentos legales necesarios para poder revertir el fichaje en esos añitos, de 8 a 10 u 11, que son tan importantes en la infancia”.

Aunque en un principio la reunión había sido convocada para intentar encontrar una solución y pensar proyectos que contengan a las niñas que quieren jugar, la LCF no hizo nada de eso. Parece que imaginar la posibilidad de comenzar a armar equipos de niñas, es muy difícil. “El sueño de una niña truncado por ligas meramente masculinas. Pero no vamos a bajar los brazos. Si su sueño es jugar al fútbol, lo va hacer, aquí o en el fin del mundo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here