«Merecemos que nos reconozcan en vida y estando vigentes»

Nombre y apellido: Norma Beatriz Pedriel

Edad: 50 años

Cuidad de origen: Santa Fe

Puesto: Defensora

Trayectoria: El Quilla, El Cadi, Peñarol y Defensores de Alto Verde.

Además de jugar al fútbol me dedico a: Trabajo en una cuadrilla de limpieza Alto Verde, empleada doméstica y estoy haciendo el curso de Directora Técnica.

Aguerrida, con voz de mando, estratega y apasionada, son algunas de las cualidades que Norma Pedriel tiene dentro de la cancha pero también afuera. Es una de las jugadoras más experimentadas y respetadas de la Liga Santafesina. El fútbol llegó a su vida de muy chica y con los años forjó una importante trayectoria que al día de hoy la encuentra vigente defendiendo los colores del equipo de su barrio, Alto Verde. Y aunque físicamente hay Norma para rato, comienza a proyectarse como una gran DT en un futuro no muy lejano.

1- ¿Cuál fue tu primer vínculo con el fútbol?

– Mi primer vínculo con el fútbol fue con mis primos varones y los chicos de mi manzana. Luego a los 12 años comenzaron a jugarse partidos de mujeres y ahí me sumé con otras chicas del barrio. Empezamos a jugar y a salir a otros barrios y zonas aledañas, hasta que gracias a nuestro conocido Jorge García se formó una liga en el barrio donde se armaron varios equipos locales y venían de otros lados a participar a nuestra liga.

2- ¿Qué era lo que más te gustaba de las ligas barriales?

– La competencia sana que había y sobretodo que cuando terminábamos de jugar nos juntábamos en mí casa o de cualquiera de las pibas a comer y disfrutar un momento, y eso se hacia todos los findes de semana. Aparte lo que pasaba en la cancha quedaba ahí adentro.

3- ¿Hay diferencias entre ese tipo de ligas y la Liga Santafesina?

– Como en toda liga hay reglamentos, y en las barriales también las hay, pero nos valoraban y respetaban más. Con esto no digo que la Liga Santafesina no lo hace, pero creo que tienen que empezar aceptar que los tiempos están cambiando y es momento de que nos den espacios dentro de ella y dentro de los clubes. Los dirigentes tienen que empezar a cambiar sus pensamientos machistas, falta mucho para trabajar al respecto, hoy hablan de igualdad cuando estamos viendo que no está sucediendo eso con muchas mujeres que están al frente en distintas actividades en los clubes.

4- ¿Con quién disfrutaste o disfrutas más compartir cancha? ¿Y con quién te hubiera gustado jugar?

– Siempre disfruté jugar y compartir primero con mi hija mayor y amigas del barrio, luego cuando me sumé a la Liga Santafesina con todas las chicas de los distintos clubes que pasé, de cada una de ellas me llevé algo. Hasta el día de hoy, cuando nos seguimos encontrando en distintas canchas, vienen a abrazarme y eso me llena el alma. Creo que me faltaron muchas chicas con quienes jugar, como Meli Reus, Mavi Herman, Mica López, Mara Domínguez y otras jugadoras más, creo que no me alcanza una nota para nombrarlas a todas – risas-, hay muchísimas jugadoras con muy buen talento en nuestra liga.

5- ¿Cuál fue tu mayor logro, hasta el momento, dentro de la campo?

– Poder participar en la Liga Santafesina fue un logro para mí, y que actualmente siga estando vigente también. Hoy siendo capitana del grupo donde estoy y trasmitir mi experiencia a estas chicas que recién están participando en la liga, es lo que me llena de orgullo y me hace feliz.

6- Alto Verde fue y es semillero de grandes jugadores que nutrieron la Liga Santafesina, pero ¿qué jugadoras hubo o hay en el barrio que te sorprendieron?

– En Alto Verde hay muy buenas jugadoras que actualmente juegan en la Liga Santafesina, que son conocidas, como la arquera de Unión, las hay en Peñarol, en Quillá, en Newell’s , en Santa Rosa. Así también hay jugadoras no conocidas que están empezando su camino y van a dar que hablar. Por eso apuesto al club de mi barrio, porque hay mucho potencial, solo hay que pulirlo y con paciencia se va a lograr.

7- Ahora que estás por terminar el curso de DT, ¿empezaste a notar alguna diferencia entre la mirada de una futbolista y una DT?

– Sí, se nota la diferencia. Creo que siempre tuve esa mirada de DT, a pesar de ser jugadora. Soy muy observadora y al ver cualquier piba que viene a probarse me doy cuenta si tiene condiciones, si tiene ganas de aprender y crecer como jugadora. Tratamos de formarlas a través del juego y darles las herramientas necesarias para que aprendan y se sientan cómodas.

8- ¿Tenes algún/a DT como referente?

– Todos los DT que tuve me dejaron muy buenas enseñanzas y aprendizajes. Si tengo que nombrar algunos, sería al profe Romero de El Quillá, al profe Iginio Nieres -Cadi como todos lo conocemos-, a Cintia Szeszko de Peñarol y a David Coria en su momento cuando estuvo a cargo de El Quillá. Aprendí mucho de ellos y sobretodo la parte humana que brindaron hacia mi persona y mis compañeras.

9- ¿Sentís que por la diferencia que aún existe entre el fútbol masculino y el femenino se valora poco la trayectoria de jugadoras como vos?

– Te digo la verdad, yo pensé que este año iba a haber más igualdad en el femenino y no fue así, ya que no nos valoran como jugadoras y menos por la trayectoria, ni a mí ni a ninguna de las otras chicas que están en la Liga. El masculino tiene más reconocimiento en todo, ya sea en trayectoria, mejor jugador, goleador, etc. Creo que nos merecemos que nos reconozcan como debe ser, en vida y estando vigentes, no cuando ya nos retiramos o no estamos físicamente. Queremos un torneo con las mismas condiciones, por eso estamos luchando aunque nos pongan piedras en el camino, lo vamos a seguir haciendo por las niñas y jóvenes que vienen detrás nuestro.

10- ¿Cuál fue la mejor enseñanza que te dio el fútbol?

El fútbol me dejó muchísimas cosas buenas: poder trasmitir mi experiencia a todas estas niñas, jóvenes y a las que se van a sumar; que se puede cambiar, que solo unidas vamos a lograr que el fútbol femenino siga creciendo. Ya sea desde el lugar que me toque estar, dentro o fuera de la cancha, cuando uno hace algo con el corazón todo se logra. Hoy estoy con este hermoso grupo de chicas, veo su crecimiento futbolístico y humano, y estoy muy agradecida a Dios, a mi familia que me apoya incondicionalmente y al club Defensores de Alto Verde por darme esta hermosa oportunidad de estar al frente del futbol femenino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí