«No más tratos indignos en el fútbol femenino»

Foto: gentileza Gisel Vidal

Desde Asunción, donde se encuentra jugando la Copa Libertadores, el plantel de San Lorenzo mostró su solidaridad con sus pares de Deportivo Español ante los reclamos por mejores condiciones y tratos en la disciplina. 

El domingo pasado, tras el partido ante Boca en la Bombonera, las futbolistas de Deportivo Español -en la voz de la santafesina Cecilia Ojeda- leyeron un comunicado con el cual buscaban «visibilizar las importantes y urgentes problemáticas que atraviesa el fútbol femenino».

En dicho texto, las jugadoras hablaban de «cansancio emocional y estrés mental» ante diversas situaciones que sufren a diario en el ejercicio de sus carreras deportivas. Allí hacían referencia a incumplimiento de contratos, falta de pagos, las malas condiciones en las que se encuentran las futbolistas en las pensiones, la escasez de herramientas y recursos para un correcto desarrollo de la actividad, entre otras situaciones.

«Con esto buscamos visibilizar las importantes y urgentes problemáticas que atraviesa el fútbol femenino en todas sus categorías y niveles, en la mayoría de los clubes deportivos, los cuales no se suman al reclamo no porque no lo padezcan sino por una decisión personal de cada futbolista de no involucrarse por miedo a perder la posibilidad de cumplir su sueño. ¿Se entiende la gravedad de esto, no?», remarcaban las jugadoras en el comunciado

Pero este viernes, y aprovechando la visibilidad que les da ser el único equipo argentino en la Copa Libertadores, el plantel de San Lorenzo de Almagro mostró su apoyo a las futbolistas de Deportivo Español.

Desde el entrenamiento, las Santitas posaron con el mismo símbolo que sus colegas habían mostrado en La Bombonera: un signo + dibujado en la palma de la mano. «Nos solidarizamos y nos sumamos al reclamo de las jugadoras de fútbol de Deportivo Español. No más tratos indignos en el fútbol femenino», sumaron en sus redes sociales junto a la foto, que fue compartida, entre otras, por las santafesinas del plantel: Macarena Sánchez y Gisel Vidal.

¿Qué pasa en Español?

Tras la difusión del comunicado, las futbolistas de Deportivo Español -siempre con Ojeda como portavoz- especificaron algunas situaciones vividas en el club y que habían esbozado en el comunicado.

«Las subcomisiones de fútbol femenino, por ejemplo, escasean en la mayoría de las instituciones, no hay con quien hablar, no hay a quien pedirle una estadía honrada y tratos dignos», comentó Ojeda en diálogo con el portal La Izquierda Diario.

La santafesina habló de falta de agua en la pensión, que pasan frío, que se han quedado sin gas «y tuvimos que salir en la madrugada a buscar una garrafa o bien irnos a dormir sin comer», que les prometieron pensión completa y luego «solo nos dan algo de dinero para la cena, nuestras compañeras que no tienen una familia con un buen pasar económico para enviarles dinero semana tras semana, ¿qué comen durante el día?».

También indicó que debían buscar «momentos oportunos donde no haya ‘nadie’ para poder ir solas y tranquilas al baño hacer nuestras necesidades básicas producto de no tener un baño propio y en condiciones». Además informaron que las futbolistas que sufren lesiones dejan de percibir sus pagos y que solo reciben algun tipo de asistencia por la «buena onda» de la médica del club y un kinesiólogo, «pero solo una o dos veces por semana cuando viene, imagínense cómo una se recupera así de una lesión».

«Necesitamos ser escuchadas»

Según indicó Ojeda, exigir estas cosas básicas provoca ser tratadas como «pretenciosas» y que «nos ataquen siempre diciéndonos que el fútbol femenino solo genera gastos, que somos desagradecidas por no valorar que tenemos un conjunto de ropa de salida o que no valoramos poder jugar en un estadio como el que tenemos, y que si no nos gusta algo elijamos cualquiera de las siete puertas para irnos».

«Todo esto conlleva indudablemente a un agotamiento mental brutal ¿y con esto quién nos ayuda?», agrega la ex Unión y El Quillá. «Gracias a dios contamos en el club con una psicóloga que durante todo el año se hizo presente con nosotras pero también por afinidad, ya que no ha recibido pago por su trabajo en todo el año; ella nos ha ayudado a afrontar nuestras noches de insomnio y llantos productos de tanto estrés mental por no saber cómo sobrellevar estas situaciones».

«Nos tenemos unas a las otras dándonos aliento, pero en muchas ocasiones no basta, no sabemos qué más hacer para mantener en pie a compañeras que salen de los entrenamientos llorando», finalizó Ojeda.

Y ahora ¿qué van a hacer la AFA y Futbolistas Agremiados ante tamaña situación de vulneración de derechos de las futbolistas? El real desarrollo y crecimiento del fútbol femenino, claramente, no es por acá. Háganse cargo y cuiden a las futbolistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here