Las vecinas y la Copa Federal

En Brasil hay un ejemplo cercano que se acerca al federalismo real. La anunciada  Copa Federal de AFA es la sobra de un un sistema centralizado y desigual. Datos y números.

El fútbol femenino que organizó la AFA posee todas las dificultades posibles para la gran mayoría de las niñas y adolescentes que sueñan con jugar un día en esta Primera División semiprofesional. Tal como venimos argumentando en La Diez, desde este medio queremos visibilizar un problema muy profundo que tienen miles (mayoría en el país) de futbolistas que viven alejadas de Buenos Aires.

En muchas oportunidades sirve tomar como ejemplo lo que hacen en otros lugares, se puede copiar y perfeccionar, por si hiciera falta. Brasil, potencia indiscutida del fútbol mundial, hace décadas decidió abrir la cancha del país en el masculino y desde que lo organiza la CBF (Confederación Brasileña de Fútbol) también lo hizo en el femenino.

El ejemplo y los datos

El fútbol de Brasil cuenta con una distribución más acorde con lo que se puede llamar “fútbol federal”. Desde 1959 los hombres juegan el famoso “Brasileirao”, el campeonato más importante del vecino país, el que clasifica a las Copas continentales. Del torneo participan 20 equipos, que representan a 11 ciudades distintas. Gremio e Inter representando a Porto Alegre y Fortaleza y Ceará a la ciudad de Fortaleza, el sur y el noreste de un país inmenso. Entre un extremo y otro hay 4270 kilómetros, sin escalas son 6 horas de vuelo y en colectivo no figura ni como última opción.

En el torneo femenino, que se juega de manera oficial desde 2013 (bajo la organización de la Confederación Brasileña de Fútbol), cuenta con 16 equipos en Primera División, de los cuales 3 son de San Pablo y 5 del Gran San Pablo (5 municipios que rodean a la ciudad más poblada de América del Sur). Los otros 8 se dividen en Belo Horizonte, Río de Janeiro, Porto Alegre, Iranduba (Amazonas), Caçador (Santa Catarina), Brasilia y Salvador (Bahía).

El Esporte Clube Iranduba, a orillas del río Amazonas, tiene que volar algo más de 6 horas desde el Aeropuerto de Manaos (Amazonas) para llegar a Porto Alegre, donde juegan los dueños de esa ciudad, Inter y Gremio. Son 4510 kilómetros de distancia que separan a las futbolistas del corazón de la selva brasileñas con las del cemento del sur

El ejemplo está acá al lado y tan mal, jugando al fútbol, no les va.

¿Y si lo damos vuelta?

Tal como lo hizo el artista uruguayo Joaquín Torres García con su obra “Nuestro norte es el sur”,  dando vuelta en 180 grados el mapa de América del Sur, de la misma manera podríamos pensarlo para este fútbol femenino argentino que todavía estamos a tiempo de modificar.

¿Qué sucedería si el torneo más importante del país fuese federal?

¿No sería más justo que J.J. Moreno de Puerto Madryn recibiera a UAI Urquiza, Atlético Tucumán a Boca, Gimnasia de Mendoza a River, La Picada de Posadas a Independiente o Unión de Santa Fe a San Lorenzo?

En un sistema justo y de igualdad, al que muchas y muchos denominamos “nivelar la cancha”, lo más próximo a esa situación sería un torneo donde estén representadas todas las regiones del país.

Copa Federal

La intención de la AFA a través de la Copa Federal, en términos futboleros, es un centro que le tira a los cientos de clubes que están desparramados en todas las provincias que conforman Argentina, pero solamente es eso, un centro. A Buenos Aires AFA les da pases gol, tiros libres en el borde del área y penales, bien y mal cobrados.

La “buena intención” de la AFA con el fútbol federal demuestra una vez más la centralidad porteña. Vamos a los datos, a los números que ponen todo en evidencia:

Fase Preliminar Regional: clasifica a 16 equipos provenientes de las Ligas del Interior a la fase final. Organiza el Consejo Federal de AFA.

Fase Preliminar Metropolitana: Participan los 17 equipos de la Primera División A, los 22 equipos de la Primera División B y los 16 equipos de la Primera División C. De ellos, clasifican los 8 mejor posicionados de la Primera División A, los 6 mejor posicionados de la Primera División B y los 2 mejores posicionados de la Primera División C, dando un total de 16 equipos que avanzan a la fase final. Organiza AFA.

Fase final: los 32 equipos clasificados se eliminan entre sí por el formato de eliminación directa en partidos donde se sorteará la localía hasta alcanzar la final que se disputará en una sede neutral y donde se consagrará al campeón.

Más números desiguales

Esta Copa Federal, como lo es la Copa Argentina en los hombres, claramente es un torneo que está en un nivel inferior al resto, pero además sigue teniendo una gigantesca supremacía del AMBA, ya que la mitad de los equipos participantes saldrán de una misma región del país y de esa mitad participarán los 8 más poderosos de la Primera de AFA. Además contarán con una notoria supremacía deportiva, ya que ese G8 (Grupo de los 8, la misma denominación de los países que dominan el mundo) tiene a buena parte del plantel en una situación de “semiprofesionalización”.

Mientras tanto, a muchos kilómetros del Obelisco, cerca de 90 Ligas (con un promedio de 14 equipos participantes por cada Primera División) disputarán los 16 lugares que le permite el torneo.

En síntesis, aproximadamente 1260 equipos, desparramados en todo el territorio nacional, disputarán cada pelota como la última para estar entre los 16 admitidos. En tanto los de AFA, que son 55, también tendrán 16 lugares.

La Copa Federal es un pasito y le levantamos el pulgar, pero estamos muy lejos de nivelar la cancha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here