CONMEBOL bajó el pulgar

La entidad mayor del fútbol sudamericano suspendió el sistema de licencias del fútbol femenino a raíz de la pandemia de Covid 19. Era un buen plan para generar crecimientos en la disciplina.

El pasado viernes 5 de junio CONMEBOL emitió un comunicado para explicar los motivos de la suspensión del sistema de licencias del fútbol femenino en el contexto de la pandemia,  pero no suspendió la Copa Libertadores.

La entidad que aglutina a las diez federaciones de América del Sur eliminó los requisitos para los clubes que participan de las competencias continentales, todas consignas que buscaban impulsar el crecimiento de la disciplina.

Según la propia CONMEBOL, en la nota oficial se destaca: «el reglamento de licencias de clubes de fútbol femenino tiene como propósito profesionalizar, desarrollar y colaborar con los clubes». Mientras que más adelante hace mención a la suspensión de los torneos por motivo de la pandemia, por lo tanto «el proceso de licencias no podría llevarse a cabo».

Con ese argumento la «CONMEBOL ha determinado que el proceso de licencias de clubes de fútbol femenino para la participación en la Conmebol Libertadores Femenina 2020 se encuentra suspendido».

¿De qué estamos hablando?

En la reglamentación de la CONMEBOL el Sistema de Licencias de Clubes en el Fútbol Femenino tiene los siguientes objetivos:

a) Salvaguardar la integridad y mejorar el funcionamiento de
las competiciones de fútbol femenino de la CONMEBOL y las
competiciones nacionales de fútbol femenino de cada Asociación
Miembro.

b) Mejorar el nivel de profesionalidad y gestión del fútbol femenino.

c) Fomentar la inversión en infraestructura, estadios de fútbol y
campos de entrenamiento, para ser adaptados a las necesidades de
las jugadoras y espectadores.

d) Incentivar el desarrollo y entrenamiento de jóvenes jugadoras en
cada club.

e) Promover los valores deportivos de acuerdo con los principios de la
deportividad, así como un ambiente seguro para los partidos.

f) Generar incentivos para los clubes que participan en competiciones
de fútbol femenino, incrementando su transparencia y credibilidad.

g) Promover la transparencia en la propiedad y el control de los
clubes.

h) Promover el crecimiento y profesionalización de los clubes de
fútbol femenino en la región.

i) Acompañar el crecimiento y evolución del fútbol femenino en los
clubes.

CONMEBOL había anunciado el pasado febrero el lanzamiento de un nuevo reglamento con énfasis en el crecimiento de la disciplina en el continente, pero debido a la pandemia del Covid 19, el procedimiento quedó suspendido.

Sin dudas era una buena manera de generar mejores estructuras en los clubes sudamericanos. Lo cierto es que con esta decisión el fútbol femenino de América del Sur muestra una de las primeras derrotas en tiempos de coronavirus.

¿O la derrota se podría haber evitado? Sólo CONMEBOL tiene la respuesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here