Imposible de olvidar

La Diez estuvo en Francia para ser testigos del regreso de Argentina a una Copa del Mundo. Hoy se cumple un año de un debut muy celebrado. Revivimos el 0 a 0 ante Japón.

La expectativa para el primer partido en el Parque de los Príncipes era muy alta. El debut ante una potencia como Japón, la vuelta a un Mundial después de 12 años sin jugar, una creciente exposición masiva luego de un histórico repechaje ante Panamá y una lucha gigante de todo el fútbol femenino generaban una buena dosis de ansiedad para aquel 10 de junio de 2019 en París.

Japón era el gran candidato, pero Argentina tuvo la receta para sacar su primer punto de la historia en un Mundial. «La Selección tuvo una defensa firme, un mediocampo ordenado y concentrado en una orden táctica que salió a la perfección y una referente de área (Soledad Jaimes) que corrió y peleó por todo el frente de ataque. Una vez más la jugadora diferente, la que por momentos pudo superar a las rivales para acercarse al área de Japón fue Estefanía Banini. La mendocina fue la generadora de las faltas y la que le dio respiro al equipo para salir de su propio terreno», de esa manera destacábamos en La Diez el rendimiento de un equipo que se abrazó al empate y festejó con muchas ganas el 0 a 0 del debut.

Al término del partido Ileana Manucci -nuestra corresponsal- se cruzaba en la zona mixta del Parque de los Príncipes con la defensora Agustina Barroso, una de las figuras del encuentro, y la tandilense decía: «Se trabajó mucho este planteo, sabiendo como juega Japón, su potencial, viendo los amistosos. Sabemos que son campeonas del mundo y había que tenerles muchísimo respeto, se lo tuvimos pero intentamos implementar nuestro juego. Si bien es un empate, un punto histórico, sabemos que lo que viene puede ser igual o más difícil».

La alegría en cada rostro de las jugadoras era una constante, y en el caso de la debutante Virginia Gómez, un poco más. «Desde que Carlos me dijo que jugaba no pude estar tranquila, no me esperaba jugar el primer partido. Estoy feliz», señalaba la rosarina.

Argentina había dado la sorpresa, el fútbol femenino ya era un tema en los medios de comunicación de mayor alcance masivo, y aunque todavía no sabían ni los nombres, «esas chicas» ya estaban en la agenda nacional.

Así cerrábamos el comentario de un enorme debut: «según FIFA, Estefanía Banini fue «la jugadora» del partido, puede ser, pero por la tarea de este equipo, hoy ese premio se la llevan todas. Desde Correa hasta Jaimes la característica del equipo fue la solidaridad y el compromiso por la otra, una fotografía de la mujer argentina de estos días, tal como lo destacó Banini a la prensa, luego del partido.

No hay palabras que puedan resumir tanta emoción. El sentido de la lucha cuando se traduce en buenos resultados provoca emoción, lágrimas de felicidad, gritos de desahogo, bronca contenida y mucho envión para seguir».

Una síntesis para volver a vivir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here