Los clubes que queremos construir

Foto: Julieta Cementerio

El fin de semana se realizó en Córdoba el segundo Encuentro Nacional de Áreas de Género de Clubes. Mujeres de instituciones deportivas de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y San Juan se hicieron presentes para pensar abordajes en clave de género. 

Por Ileana Manucci

Las mujeres forman parte de la vida diaria de los clubes desde siempre. Esos lugares, claro, han tenido que ver mayoritariamente con la realización de tareas de asistencia, encargándose de las cooperadoras, de tareas de cuidado ligadas a las divisiones infantiles, de la gestión de cajas menores para actividades cotidianas.

Todas tareas y espacios valiosos pero que están lejos de esos otros espacios, donde se toman las decisión más importantes para la vida institucional y se detenta el poder. Allí, salvo casos muy puntuales, no hay lugar para las mujeres, y mucho menos para las disidencias.

Con el objetivo de trabajar en estas problemáticas y pensar sobre la participación activa de las mujeres en la vida social y política de los clubes, la atención ante situaciones de violencias de género, las discriminaciones históricas y las desigualdades, se desarrolló en las instalaciones del Club Atlético Belgrano, en la ciudad de Córdoba, el segundo Encuentro Nacional de Áreas de Género de Clubes.

Luego de un exitoso primer encuentro celebrado el 21 de noviembre del año pasado en el Club Atlético Vélez Sarsfield, este fin de semana volvieron a darse cita mujeres trabajadoras e hinchas de casi una decena de instituciones. Más específicamente, participaron representantes de Talleres, Instituto y Belgrano de Córdoba; Banfield, Lanús, San Lorenzo y Racing de Buenos Aires; Desamparados de San Juan y colectivas de fútbol feminista, entre ellas, las Sabaleras Feministas.

Estas hinchas de Colón no están integradas a la vida diaria del club y, de hecho, la invitación para participar de este encuentro, la cual fue enviada por Belgrano de manera formal al club santafesino, nunca les llegó a ellas. «Nosotras nos enteramos porque paticipamos de la Coordinadora de Hinchas», comenta Florencia Pizarro, una de las sabaleras que viajó a Córdoba, en diálogo con La Diez. «Sabemos que Colón esta muy cerrado y queremos trabajar para romper con eso».

Foto: Julieta Cementerio

Consultada sobre cuáles fueron los principales ejes trabajados durante las dos jornadas, Pizarro comentó: «Hablamos del rol y de la participación política de las mujeres en los clubes, sobre qué roles ocupamos y cuáles nos gustaría ocupar; de por qué algunas tenemos que militar el feminismo fuera de las instituciones porque adentro no nos dan el espacio, y cómo desde afuera podemos trabajar para el adentro. Ahí es donde entendemos que, a quienes nos interesa, tenemos que formarnos como dirigentas políticas, construir herramientas, empoderarnos para ocupar esos cargos de decisiones y no mirarla siempre desde afuera, que todo sea ocupado por varones».

El intercambio entre las asistentes, las experiencias de cada una en sus instituciones, llevó a que identificaran, en concreto, cuáles son algunos de los pasos a seguir para lograr una mayor inclusión y participación de las mujeres y disidencias en los clubes. «Entendemos que lo principal es instalar la perspectiva de género en todas las instituciones deportivas y sabemos que algunos clubes, como Colón, que son bastante retrógrados, vamos a necesitar una ley para eso o alguna disposición que baje AFA y los obligue, porque por voluntad propia sabemos que no les interesa, así que estamos tratando de armar en conjunto un proyecto para que se aplique en todos los clubes y acercárselo a la AFA», comentó Pizarro. «También pedimos capacitaciones de la Ley Micaela para todos los dirigentes/as y trabajadores/as de clubes, así como para los y las deportistas».

-En la comparativa con otros clubes ¿en qué lugar está Colón hoy respecto a género?

-Comparados con Colón, hay clubes que están a años luz, no solo en cuanto a género sino también a la vida social. Llegamos a Belgrano y el club estaba todo abierto, se podía recorrer las instalaciones sin problemas, había torneos de ajedrez, de damas. Además super abiertos a recibir a las agrupaciones, nos hicieron una visita por el club, nos dejaron entrar con las camisetas de nuestros equipos, nadie nos dijo nada. Acá en Santa Fe nosotras no estamos institucionalizadas, si bien tuvimos una reunión y un acercamiento con la dirigencia, eso no fue suficiente para que pudiéramos tener un espacio dentro del club. Colón no cuenta con áreas de género, diversidad, cultura ni derechos humanos, nada, es muy difícil llegar a participar desde adentro porque no tenemos compañeros militantes que estén en la Comisión Directiva y que entiendan la importancia de esto.

-¿Salió fecha y sede del próximo encuentro?

-Todavía no, pero queremos que sea en Santa Fe. Es difícil porque no tenemos contacto con nadie de la Comisión Directiva de Colón, así que va a ser un arduo trabajo. Si no es acá puede ser en Rosario y sino volveremos a Buenos Aires donde hay clubes más avanzados en la temática, con compañeras dirigentas que tienen otras facilidades para hacerlo. Todo lo contrario de lo que pasa acá, donde además, la situación que está pasando el club ahora, hace que no sea para nada abierto, popular, inclusivo.

-¿Por qué te parece necesario contar con estos espacios de encuentro e intercambio?

-Todas queremos trabajar para poder participar activamente de la vida social y política en todos los clubes. Las compañeras que ya están pudiendo hacer eso están ayudando para que ocurra también en otras instituciones, porque el feminismo es así, se construye en red y es para todas. Por eso estos espacios son súper constructivos y es importante que participemos todas aquellas a las que nos interesa formarnos políticamente y ocupar esos cargos de decisión.

Fútbol y sororidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here