La noticia del año: Francia 2019

El Mundial en tierras francesas quedará grabado a fuego en el fútbol femenino de Argentina. El seleccionado nacional entró en la historia, ahora hace falta que AFA se decida a lanzar un proyecto de verdad. 

Francia 2019 fue el quiebre absoluto para el fútbol femenino en Argentina. La Diez, presente en el Mundial, fue testigo del mejor papel de un seleccionado argentino en el torneo más importante de la especialidad.

El Mundial no sólo marcó el regreso de Argentina a la máxima competencia de selecciones después de 12 años, sino que logró sacar los primeros dos puntos en la historia de dicho torneo.

El Parque de los Príncipes de París fue el escenario del histórico 0-0 ante Japón (campeonas del mundo en 2011). La rosarina Vanina Correa y Estefanía Banini se lucieron en el primer encuentro, pero además de la arquera y la creativa mendocina el resto del equipo ejecutaron un planteo de contención que redujo las posibilidades de las niponas. Ese empate marcó un hito, ya que obtenía el primer punto de su historia (en 2003 y 2007 perdió todos los encuentros). Luego, también con un gran juego, llegaría la derrota ante Inglaterra (1-0). Otra vez Vanina Correa sería la gran protagonista por atajar un penal cuando el encuentro aún estaba 0-0, pero además tuvo un rendimiento general de alto vuelo.

El último partido fue simple y sencillamente espectacular. El equipo de Carlos Borrello perdía 3 a 0 ante Escocia, pero en los últimos minutos del partido logró un empate histórico. El ingreso de Dalila Ippólito desde el banco de suplentes aportó rebeldía y Milagros Menéndez selló el descuento. En el tramo final, Florencia Bonsegundo dispuso el 3-2 con un estupendo remate de media distancia y, ya en tiempo de descuento y a través del uso del VAR, marcó el empate definitivo con un penal que debió ejecutarse dos veces, agregando aún más tensión a la definición.

Lamentablemente quedó en las puertas de los octavos de final, pero lo más importante fue el nivel popularidad que generó en nuestro país. Los partidos de la Albiceleste en las transmisiones televisivas fueron un éxito total y al menos una vez en el año el rating de la TV Pública estuvo en lo más alto del podio.

El Mundial marcó una visibilidad del fútbol femenino en Argentina que nunca tuvo, fue un salto enorme para que queden planteados los nuevos puntos de partida que tiene que tener la actividad. El armado de las inferiores en todos los clubes, la profesionalización en Primera División más allá del perímetro porteño, la llegada de mujeres a la conducción de los planteles y la inserción a las comisiones directivas de los clubes, entre algunos puntos destacados para pensar en un futuro sólido.

La AFA sólo se quedó en una señal de semiprofesionalización en Primera A, con todos los clubes de Buenos Aires, a excepción de Rosario Central. A los pocos días de haber terminado el Mundial el DT de la Selección Nacional, Carlos Borrello borró a la capitana Estefanía Banini, la subcapitana Ruth “Chule” Bravo y la santafesina Belén Potassa. Las tres jugadoras no fueron llamadas para disputar los Juegos Panamericanos en Lima (subcampeonas). Florencia Bonsegundo, otra referencia de las albicelestes, se bajó de la lista en una muestra de solidaridad con sus compañeras.

La «jugada» de Borrello tuvo que ver con una reunieron donde las jugadoras consensuaron que no querían la continuidad del DT al frente del seleccionado mayor. Las diferencias eran muchas y las futbolistas las hicieron saber a través de sus redes sociales. La idea era tener una charla con el presidente de la AFA, Claudio Tapia, para pedirle un cambio en la conducción del equipo, pero Chiqui no quiso escuchar a las jugadoras y Borrello sigue al frente del seleccionado.

La última parte del año la AFA volvió a relegar al seleccionado, todo los bueno del Mundial parece que quedó en la nada, ya que en una de las fechas FIFA el equipo de Borrello jugó ante Colombia en el predio que posee Boca Juniors en Ezeiza. Indudablemente para los dirigentes de AFA las futbolistas argentinas son de segunda, ya que ni siquiera merecieron jugar en un estadio.

Francia 2019 fue la gran noticia del año, las futbolistas demostraron todo lo que son capaces de hacer con poca ayuda, imagínense si en 2020 encuentran el respaldo suficiente desde la dirigencia nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here