La AFA se actualiza: un embarazo no es una lesión

0
363
La arquera de la selección y San Lorenzo, Vanina Correa, junto a sus hijos Romeo y Luna. Foto: Marcelo Manera

Otra gran conquista para las futbolistas argentinas: AFA y Futbolistas Argentinos Agremiados aprobaron el régimen para jugadoras embrazadas, el cual establece, entre otras cosas, que las futbolistas conservarán su empleo y remuneración durante ese tiempo. 

A través de una disposición en el boletín 5717, informado luego de una reunión de Comité Ejecutivo que se llevó a cabo ayer en la sede de la Asociación del Fútbol Argentino, ahora las jugadoras embarazadas podrán mantener sus condiciones de trabajo firmadas con su respectivo club. Entre ellas, seguirán percibiendo su salario y el contrato se mantendrá vigente. La normativa fue firmada por Claudio Tapia y Marcelo Rodolfo Achile por la Asociación del Fútbol Femenino, y Sergio Marchi y Cristian Aragón por Futbolistas Agremiados.

Esta normativa es trascendental, ya que hasta ahora en el fútbol femenino argentino el embarazo era sinónimo de lesión: una imposibilidad de la jugadora de seguir en actividad, que en muchos casos no volvía a su club, ya que no había nada que la resguardara durante ese proceso. Esto implicaba que tomar la decisión de ser madre era, para muchas, decretar el fin de sus carreras.

Ahora las cosas empezarán a cambiar: “Durante dicho lapso, la futbolista conservará su empleo y el club continuará abonándole la misma suma equivalente a la remuneración pactada, hasta la fecha del certificado médico que habilite el reinicio de la actividad, aun en el caso que el contrato se hubiere extinguido”, se indica en el texto.

Si el certificado médico establece la vuelta a la actividad luego de la fecha de caducidad del contrato de la futbolista, la Asociación del Fútbol Argentino deberá instrumentar la apertura del mismo, otorgándole un plazo adicional de veinte días hábiles que le posibiliten incorporarse al club de su preferencia.

Esta nueva normativa también establece que las jugadoras profesionales o aficionadas, como condición para encontrarse habilitadas para participar en cada partido, deberán firmar una declaración de no embarazo. Además, las futbolistas no podrán participar en entrenamientos o partidos a partir de la presentación del certificado médico con la fecha de embarazo y hasta la fecha que dicho documento las habilite.

Esta medida no es sólo para las jugadoras profesionales, sino también para todas aquellas que sean aficionadas y formen parte de los clubes que participen de torneos organizados por la AFA.

El último ítem del acuerdo que le da un marco regulatorio a la situación de las mujeres futbolistas en el país en su condiciones de futuras madres, se refiere a un posible caso de despido de la jugadora sin causa justificada. En ese caso el club deberá abonarle la indemnización especial y las indemnizaciones por antigüedad por omisión de preaviso y, en su caso, por vacaciones no gozadas previstas por el art. 15 del convenio colectivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here