«Nosotras la peleamos para las que vienen atrás”

0
1032

La arquera de la Selección, la rosarina Vanina Correa, se convirtió en una de las figuras del equipo luego de su gran actuación ante Inglaterra. Charlamos con ella sobre el reconocimiento, el partido frente a Escocia, sus hijos y un tatuaje muy especial.

Por Ileana Manucci, desde Francia

“Me dicen que están todos como locos. Nosotras estando acá no nos damos cuenta lo que generamos, pero por las redes sociales nos llegan un montón de mensajes y lo vivimos de lejos”, dice Vanina con su voz tenue y pausada. Efectivamente la arquera de la Selección fue tendencia en todas las redes sociales el pasado viernes, durante y luego del partido frente a Inglaterra. Sucedió con ella -y había pasado antes con Banini- lo que vemos siempre luego de los partidos masculinos: aparecen los memes, los gif, las ilustraciones y sus historias comienzan a ser contadas.

Vanina es otra de las tantas jugadoras amateurs de este equipo. Con 35 años tiene una vasta carrera y este es su tercer Mundial. Hoy juega en Rosario Central pero se gana la vida como cajera de la Municipalidad de Villa Gobernador Gálvez. La triple jornada de la arquera estrella se completa con su rol de madre de los mellizos Luna y Romeo, de cinco años. «A mis hijos no les gusta el fútbol, están esperando que yo vuelva con los regalos», cuenta entre risas Correa. «Le sacaban fotos con el celular a la tele cada vez que yo aparecía pero no más que eso. Por ahora no les gusta el fútbol, ni otro deporte, se aburren».

Ahora que si nos ven

«Nosotras salimos campeonas sudamericanas en el 2006 ganándole la final a Brasil 2 a 0 y nadie se enteró», comenta la arquera de la Selección recordando de dónde viene este equipo. «Clasificamos a los panamericanos, Juegos Olímpicos, al Mundial. De eso hasta ahora pasaron 12 años, y cambió todo muchísimo, pero cambió este último año, después de la Copa América, de la foto que hicimos con el reclamo, creo que ahí empezó este cambio que esperemos que siga».

Para Correa, ante la escasa preparación con la que llegaron a Francia, las ganas y la garra de estas jugadoras es lo está consiguiendo resultados históricos. “Venimos de prácticamente estar en la nada, de no tener nada, y de golpe encontrarnos con todo esto hizo que se vieran adentro de la cancha las ganas que tenemos de jugar y de que crezca el fútbol femenino, no solo por nosotras sino para las que vienen detrás. Nosotras la peleamos para las que vienen atrás”.

Salir a ganar

Argentina se juega este miércoles a las 16 (hora argentina) sus chances de seguir haciendo historia: si le gana a Escocia se meterá en octavos de final por primera vez. Para eso, el equipo dirigido por Borrello tendrá que cambiar el esquema estrictamente defensivo y salir a buscar el partido.

«Tenemos que ganar si o si, el partido seguramente va a ser otro, lo vamos a salir a buscar», sentencia Correa. «El resultado ya está, si empatamos o perdemos sabemos que nos volvemos a casa, si ganamos y pasamos de ronda sería algo histórico para una Selección que tiene muchas ganas y que lo ha demostrado».

Sobre el estilo de juego en los duelos ante Japón e Inglaterra, Vanina comentó: «jugamos con potencias y por ahí no pudimos atacarlas tanto, pero sabíamos que iba a ser así. Escocia es un equipo en crecimiento, tiene delanteras rapidísimas, pero nosotras vamos a salir a intentar hacer nuestro juego».

Hermanas sudamericanas

El viernes ella y el domingo la guardametas chilena. Ambas, Correa y Christiane Endler, fueron elegidas como Jugadora del Partido en los encuentros que sus selecciones perdieron ante Inglaterra (1-0) y Estados Unidos (3-0).

Luego del partido frente a las norteamericanas, Endler tuvo palabras de admiración para con su colega argentina: «Vi su actuación, la verdad es que lo hizo muy bien, le mando un saludo y felicitaciones. Creo que ha hecho un trabajo increíble en los partidos que ha jugado y se ve que la escuela de porteras en Sudamérica es bastante buena, el estilo y el trabajo en general».

Al respecto, Correa señaló: «Es un puesto muy criticado, más en cuanto a las mujeres. Venimos con un proceso de preparación y se nota que en Sudamérica está dando resultados. Me gustó ver a Tiane salir mejor jugadora, se lo merece, es una arquera con todas las letras, una de las mejores del mundo. Y si se ve el proceso del trabajo de las arqueras en Sudamérica, porque la de Brasil (Barbara) también es muy buena, pero como no le llegan mucho por ahí no se ve tanto su trabajo. Es lindo ver que las arqueras sudamericanas tienen su recompensa».

Otro sueño y van…

El lunes por la mañana el plantel tuvo su paseo por París. Una de las primeras y obligadas paradas fue la Torre Eiffel. Allí Vanina se sacó la foto de rigor, pero un detalle llamó la atención: un tatuaje de la Torre en su brazo izquierdo.

“Antes del repechaje con Panamá le dije a las chicas que si clasificábamos al Mundial me tatuaba algo de Francia”, cuenta. «No sabía si me iba a tocar venir o no, pero me lo hice igual». Finalmente le toco estar y ser uno de los pilares de este equipo y de este paso histórico de la Selección por Francia que aún no ha terminado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here