El vuelo de La Diez

0
407

Hace casi dos años, creo que en el invierno de 2017, en mi cabeza daba vueltas la idea de escribir con una frecuencia regular sobre fútbol femenino. Cuando me enteré de que la AFA había barrido la actividad durante dos años decidí hacer una nota para visibilizar otra desigualdad de género. El artículo salió en Pausa, el periódico donde escribo desde hace 11 años, el espacio donde quería reflejar lo que pasaba con las futbolistas.

La idea iba y venía, se lo comentaba a mi gran compañera de vida, Eugenia Acebal, me escuchaba y me alentaba, pero nunca me detenía a darle forma. Un día me decidí a bucear por el fútbol femenino local, nacional e internacional. Descubrí desigualdades siderales y también descubrí que había mucho para recorrer. Ordené las ideas, las llevé a un papel y una noche de enero, en la casa de Juan Pascual (compañero y amigo de Pausa) se ordenó todo. «Esto es más que una columna, esto es una página web Tonga», todavía recuerdo la frase de Juan, convencido, optimista y sin miedo al desconocimiento del tema. A los pocos minutos salió el nombre: La Diez. No hubo dudas, se registró esa misma noche en los dominios de internet. Sí, en el país de Maradona y Messi no estaba registrado ese nombre, quizás estaba esperando el talento de Estefanía Banini.

Había proyecto, había nombre, pero faltaba una jugadora fundamental. Ileana Manucci es la mujer que marcó el camino de género en Pausa, Ile era la única persona que pensé desde que tomó forma de web. No había más que hablar, sólo le tuve que proponer la idea a la «capitana», y esperar el «sí», que no demoró en llegar.

Y la idea fue tomando forma, y apareció Juan Nieva para diseñar y su hermano Ezequiel (director de Pausa) para empujar el proyecto. Nada podía fallar, sólo era cuestión de salir del vestuario.

El fútbol y la lucha por la igualdad de género debían jugar en la misma cancha, ambos tópicos fueron las usinas generadoras de nuestro juego. Con esas consignas aparecimos un 19 de abril de 2018, con una transmisión oficial de la Copa América en Chile, donde Argentina perdió ante Brasil. Tres días antes las jugadoras argentinas hicieron la foto histórica antes de jugar con Colombia, todas las manos en las orejas, con un mensaje claro: «queremos ser escuchadas».

La Diez ya estaba en la cancha, literalmente. Recuerdo el primer partido en La Vuelta del Paraguayo, donde hacía de local El Pozo, con las fotos de Gabriela Carvalho. Pero antes recuerdo la charla en casa con Las Justicieras, pioneras periodísticas en el fútbol femenino de Santa Fe. Y llegaron algunas notas de Florencia Frutos y Gisela Pascualon, y luego las chicas siguieron su camino de Justicieras y compartimos canchas, mates e información.

A pocos días de haber nacido apareció, casualmente Gustavo Rodríguez, mi ex compañero de padel y ahora el gran fotógrafo de La Diez. Gustavo se colgó la cámara y hoy es titular indiscutido, es el que siempre está en las canchas, el de las fotazas, el de la información al instante.

Y así llegamos al 19 de abril de 2019, con un año de vida, con la aceptación de todas las futbolistas, de los cuerpos técnicos, de las y los entrevistados de todas partes del país. Llegamos contando historias, intentando reflejar una y decenas de problemáticas que tienen que ver con las desigualdades, con falta de oportunidades. Llegamos narrando partidos, campeonatos, ilusiones, frustraciones, Copa Santa Fe en Villa Ocampo. Llegamos con las puertas abiertas de Elsa Oronado. Llegamos a obtener dos premios que nos llenan de orgullo, uno en nuestra Santa Fe y otro en Rosario. Intentamos expandirnos con la información en distintos puntos de la provincia (Vera, San Javier y Rosario).

Llegamos a lectores y lectoras de todo el país, a referentes de esta disciplina que viven en Buenos Aires, pero con los pies más firmes que nunca en Santa Fe, porque sabemos que la lucha por la igualdad también se escribe con federalismo. Por todo esto bancamos tanto a Macarena Sánchez, una santafesina que logró la revolución y a veces la paga caro por poner la cara por las pibas. Maca levanta la bandera por un fútbol femenino profesional, feminista y disidente, y por más que otros quieran llevarse los laureles de ganadores, como dice la canción, «si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia».

Llegamos como medio autogestivo, hoy podemos financiar nuestros recursos en una de las peores crisis económicas de la historia argentina, y en ese contexto adverso decimos con orgullo que también llegamos al Mundial de Francia.

Todavía no lo puedo creer, pero vamos a estar ahí, como estuvimos en la histórica noche en la cancha de Arsenal, cuando comenzaba a sellarse el pasaje de Argentina a la Copa del Mundo. Nos va a representar Ilena Manucci, como no podía ser de otra manera. Como un guiño del destino, para celebrar el día de los y las periodistas, la capitana comenzará la aventura Mundial este viernes 7 de junio: Santa Fe – Terminal Retiro, y el sábado 8 el vuelo más esperado: Ezeiza – Frankfurt -París.

Llegamos a Francia y el agradecimiento a todos y todas los que nos apoyaron económicamente es inmenso. Llegamos a la Copa del Mundo que marcará un antes y un después en el fútbol femenino mundial. Llegamos, pero sabemos que vamos por más.

Por Gastón Chansard.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here