La primera mujer futbolista en alzarse con el Balón de Oro no pudo escapar del comentario machista, en pleno escenario, del DJ de la ceremonia.

La goleadora noruega Ada Hegerberg se convirtió este lunes en la primera ganadora del Balón de Oro femenino, imponiéndose a Marta (Brasil) y Lieke Martens (Holanda).

Hegerberg tiene 23 años, juega en el Olympique Lyon de Francia y fue la máxima artillera de la última Champions League. Antes, fue jugadora del Kolbotn Fotball y Stabaek FK, ambos de su país, y del FFC Turbine Postdam de Alemania. La goleadora se impuso en una nueva categoría en la que también estaban nominadas seis compañeras suyas del Lyon, ganador de las tres últimas Copas de Europa.

Al recibir el premio, entregado por la revista France Football, Hegerberg expresó: “Quiero terminar con un mensaje a todas las jóvenes: crean en ustedes, no paren nunca”.

Pero como la nota machista se niega a desaparecer de este tipo de eventos, el DJ francés Martin Solveig, que interactuó con ganadores y nominados, le preguntó a Hegerberg si podía hacer “twerking” (“perrear”). La futbolista, sorprendida ante la pregunta desubicada, le respondió que no de manera contundente. ¿Vieron alguna vez una pregunta así a Ronaldo, a Messi o al ganador de este año Luka Modric? Claro que no. Bien por Hegerberg, a estos machirulos ni la sonrisa condescendiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here