Candelaria llenó de fútbol a Chabás

La trascendencia de la historia de Candelaria, parece no tener límites. De un reclamo legítimo a convertirse en bandera por el derecho de las niñas a jugar a la pelota.

Poco más de una semana después de que la Liga Casildense de Fútbol decidiera extender, de 8 a 11, la edad en la cual las niñas pueden jugar en equipos de varones, Chabás, la pequeña ciudad donde vive y juega la protagonista de esta historia, vivió un sábado a puro fútbol.

En su club, Huracán de Chabás, y junto a sus compañeros de equipo, Candelaria recibió a seis jugadoras que se desempeñan en UAI Urquiza, Boca Juniors y el último campeón de la Copa Libertadores, Atlético Huila de Colombia.

Belén Potassa, Adriana Sachs, Cecilia Ghigo, Abigail Chávez y Florencia Quiñones, todas ellas jugadoras del torneo de Primera División de AFA, se hicieron presentes, así como Aldana Cometti, reciente campeona de América con el equipo colombiano. También estuvo participando Evelina Cabrera, presidenta de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (AFFAR).

Las jugadoras llegaron hasta Chabás por una propuesta de Nike de brindar una clínica de fútbol, con prácticas y charlas. La jornada se vivió como un auténtica fiesta, ya que también participó de la misma Avril, una pequeña oriunda de Los Molinos, un pueblo a 70 kilómetros de Rosario, que al igual que Candelaria, sueña con jugar al fútbol.

Cande y Avril, junto a las jugadoras con las que compartieron la tarde del sábado en Chabás.

La Liga Casildense pensó en un cambio estructural dentro del fútbol infanto-juvenil a raíz de la repercusión que tuvo el caso de Candelaria. No habrá distinción de género hasta los 11 años de edad. A partir de allí, los clubes podrán formar elencos femeninos de Inferiores -12 a 15 años-, Reserva -15 a 17 años- y Primera División.

Fuente: Casilda Plus

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here