Fue un partido amistoso, pero quedará en la historia: los equipos de primera femeninos de Rosario Central y Estudiantes de La Plata jugaron en el preliminar de la 13ª fecha de la Superliga, en el Gigante de Arroyito.

Es uno de los requerimientos que vienen haciéndose desde hace tiempo para aportar a la visibilización del fútbol jugado por mujeres: realizar partidos en la previa de los encuentros oficiales de los equipos masculinos.

Este viernes, y en el marco del “Proyecto Noviembre” que lanzó la Subcomisión de Mujeres de Central, el primer equipo femenino del Canalla goleó a Estudiantes por 3 a 0.

En un partido que se jugó en dos tiempos de 30 minutos, el elenco que comanda Rosana Gómez, fue superior de principio a fin, a pesar de que su rival juega en la Primera A de AFA, una categoría mayor. De arranque las rosarinas tuvieron un penal a favor, que Paula Salguero estrelló en el travesaño. Pero no iba a tardar la apertura del marcador para las Canallas, porque a los 22 minutos, Virginia Gómez, iba a estampar el 1-0, con un estupendo remate de media distancia.

En el complemento, la goleadora Erica Lonigro, definió de manera notable un mano a mano, y puso el 2 a 0. Y a los 22, Maira Sánchez, puso cifras definitivas, tras una mala salida de la arquera visitante, para poner el 3-0 de cabeza.

Todo fue una fiesta y las vencedoras de la tarde levantaron la “Copa Sorora”. Luego ambos equipos se fueron al vestuario, se cambiaron y volvieron a la cancha para salir al lado de los jugadores de Primera, y aunque sea por un rato, dejar en claro que el fútbol femenino quiere estar en la misma línea que el masculino. En Central se dio un primer paso.

Fuentes: Conclusión / El Ciudadano

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here