El futuro sopla del sur

2
879

Siguen las repercusiones de lo que dejó el torneo de la Liga de Desarrollo Conmebol. Y los efectos de la participación de las dos categorías que representaron al fútbol de Chubut (Liga del Valle) es para destacar.

Por Gastón Chansard

La delegación chubutense estuvo en Santa Fe casi dos semanas, convivió en el predio del Sindicato de Empleados de Comercios de Santa Fe junto a las chicas de River Plate, las mismas que le ganaron la final (Sub 14) en el último minuto de juego. ¿Y qué pasó? No pasó nada, unas ganaron, festejaron y otras perdieron, y lloraron de impotencia. Qué podía pasar, nada. Pasó lo que tiene que pasar cuando un ser humano con sentido común ve a otro llorar, lo abraza, intenta levantarlo, lo consuela. Hubo humanidad en estado natural de todas las chicas de River y Chubut. Las Millonarias, luego de soltar el grito de victoria, salieron a consolar a sus rivales y nuevas amigas que les regaló el fútbol. Las patagónicas estaban tiradas en el campo de juego, no podían creer el partido que se les había escapado, la desafortunada jugada que terminó con un gol en contra y el título para River fue un mazazo al estado de ánimo de todas.

Una vez más el fútbol mostró con crudeza que es uno de los mejores reflejos de la vida, la alegría y la tristeza en el mismo terreno, en mismo instante. El deporte más popular del mundo demostró que lo más importante son la relaciones humanas. Apenas fueron 70 minutos de rivalidad, nada más que eso.

Llegaron al vestuario ambos planteles, las de Buenos Aires seguían gritando, saltando, celebrando; las de Chubut no podían detener las lágrimas, las miradas al piso y el ánimo en el subsuelo. A los pocos minutos, cuando los vestuarios ya eran ocupados por las chicas de Platense y Corrientes, en distintos lugares del predio de la Liga Santafesina se las veía juntas, comiendo, tomando, hablando y riendo. Las lágrimas ya estaban enterradas, y al final, cuando llegó la ceremonia de premiación, todas cantaban “soy chubutense”, las de River y obviamente, las Valletanitas.

La amistad y el compañerismo que sellaron en Santa Fe fue el mejor premio que se llevaron ambas, pero como si esto fuese poco, al llegar a la ciudad de Trelew la delegación sureña iba a tener el broche de oro de dos semanas inolvidables. Familiares, amigas y amigos recibieron a las chicas con carteles, globos, bocinazos y mucha emoción, mucha.

En Chubut los subcampeonatos se festejan y eso, para el fútbol, es una enorme noticia. Desde la Patagonia, las Valletanitas y su gente nos hacen saber que hay futuro.

2 Comentarios

  1. Es maravilloso que destaquen el buen comportamiento de los tres equipos! Las chicas de Chubut sub 14, las de Corrientes sub 16 y las de River Plate sub 14!! Fué hermoso compartir tan grato momento con esas niñas! Sinceramente tres hermosos equipos repletos de buena gente…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here