Las DT vienen asomando

0
492

Por Ileana Manucci

Aunque el ambiente del fútbol aún es hostil con las mujeres que quieren se parte de él, cada vez vemos más pibas que se animan a patear una pelota, a ser árbitras, a pelear puestos de poder (y ganarlos).

Pero quienes frecuentan las canchas, aún en aquellas donde las que juegan son mujeres, pueden observar que ahí en los bancos de suplentes los cuerpos técnicos están, en su mayoría, conformados por varones. Pero como las estructuras están templando en todos los ámbitos y el fútbol no es la excepción, vienen creciendo, desde abajo y con mucho trabajo, las entrenadoras del futuro.

Oriana Ávila tiene 22 años recién cumplidos y es una de las cuatro profesoras de fútbol que tiene la Escuelita Sabalera. Allí entrena a unos 50 niños de la categoría 2011, en la filial del norte, y de la categoría 2012-13 en el estadio de Colón.

Este último grupo, que Oriana dirige desde mitad de este año junto a Sofía Martínez, levantó hace una semana el trofeo de campeón en un torneo realizado en la ciudad de Diamante, Entre Ríos. “Es importante para que los chicos sigan preparándose, jugando contra otros clubes, porque este equipo lo armamos con nenes de escuelitas de las filiales del club y nos parece genial que ellos también tengan la oportunidad de participar de los torneos competitivos”.

-¿Cómo llegaste a entrenar a las escuelitas e infantiles de Colón?

-Fue hace dos años. Me convocó Sofía -ella está hace cuatro- para hacer un reemplazo. Sabía que yo jugaba en Colón y por eso me llamó. Comencé con algunos reemplazos y un día me comentaron que necesitaban una profesora en la filial del norte para la categoría 2011, ahí arranque.

-¿Cómo responden los niños a tener entrenadoras mujeres?

-El trato con los chicos es normal, como cualquier relación entre profe y alumno. Ellos van a divertirse, a aprender, a jugar, a hacer amigos, y nosotras los recibimos con muchas ganas para que puedan divertirse y aprender el deporte, no hay nada raro por el hecho de que seamos mujeres.

-Teniendo en cuenta que el ambiente del fútbol es fuertemente machista, ¿han sufrido situaciones incómodas o de discriminación por ser mujeres?

-Si, siempre hay comentarios. Es algo que pasa no sólo en el fútbol, sino en todos los deportes. Pero los deportes no tienen género ¿por qué les molesta que las mujeres hablemos de fútbol, juguemos o entrenemos? ¿qué les hace ruido de eso? Cuando estamos dentro de la cancha, con los chicos, no prestamos atención a lo de afuera, no respondemos a esa gente que tiene una mentalidad bastante antigua ya.

-¿Conocés a otras chicas que estén entrenando equipos de varones?

-Si, hay profes en UNL, en Gimnasia y Esgrima, en El Quilla, a veces nos cruzamos en los encuentros de escuelitas. Pero si nos llama la atención que en los torneos competitivos de infantiles vemos mujeres en la organización pero no hay profes. Hay que darle más lugar a las mujeres para que representen a los clubes, en todas las categorías, no sólo con los más chiquitos.

Oriana, además de entrenar a los pibes de Colón, está en tercer año del profesorado de Educación Física. Tiene un pasado de jugadora en Newells de Santa Rosa y Colón, donde fue dirigida por el recordado Tito Castillo. “Hace dos años que deje de jugar en liga porque con el estudio y el trabajo no me daban los tiempos para entrenar, pero durante los fines de semana voy a torneos libres, nunca dejé de jugar”.

-¿Te interesa en un futuro seguir siendo DT? ¿Pensás también en dirigir fútbol femenino?

-Si, me veo siguiendo con esto, me gusta mucho enseñar este deporte que me apasiona; y también me gustaría volver a jugar en la Liga. He pensado también en dirigir a las chicas de Colón, pero tengo que seguir preparándome, capacitarme, porque creo que necesito más herramientas de trabajo. Quiero seguir aprendiendo de mis compañeros, de la propia experiencia, sumando conocimientos, así voy a ir creciendo. Por suerte tengo gente al lado que me apoya muchísimo para seguir buscando cumplir mis sueños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here