Periodistas Unidas contra la violencia machista

0
205

Un grupo de periodistas deportivas decidió romper el silencio y denunciar el acoso y la discriminación que sufren en las canchas argentinas.

Por Ileana Manucci

¿Ejercitas el culo no? Soy por demás observador“, le escribió por mensaje privado de Facebook el fotógrafo Matías Vazquez a la periodista Loana Mosquera, junto a una serie de fotos de ella en la tribuna, donde estaba trabajando.

“Si. Me da miedo porque me lo cruzo SIEMPRE en TODAS LAS CANCHAS. Pero, saben que? No me callo mas. Lo único que quiero es que se de cuenta que esto MOLESTA, y no solo me pasó a mi. Pido que tanto mis colegas como yo podamos laburar en paz, sin tipos como este, nada más”, escribió Loana en su cuenta de Twitter, mientras daba a conocer las capturas de pantalla.

Foto: Georgina Sti.

Casi automáticamente, otras colegas comenzaron a escribirle, para contarle que les había pasado lo mismo, con la misma persona y con muchos otros. “El grupo se arma por solidaridad y ahí se empezaron a compartir experiencias, encontraron que a muchas las habían acosado los mismos periodistas y fotógrafos, muchas que recién empezaban, algunas se callaron, otras dejaron de trabajar por esto”, cuenta Guadalupe Avalos, integrante de Periodistas Unidas, en diálogo con La Diez. 

Este colectivo de periodistas tiene apenas un mes, pero cada semana se suman más y más mujeres, de diferentes puntos del país, que sufren la violencia machista en ese espacio de trabajo tan particular que es la cancha de fútbol. “Hoy somos unas 50 chicas, que se fueron sumando, denunciando a través de las redes. Hay chicas que laburan, otras que están estudiando y son las que más sufren el acoso, las edades van entre 18 y 35 años. Algunas eran menores de edad cuando sucedieron los acosos”. 

“La semana pasada me habló una pibita que vive cerca de casa y en dos días la metí en un medio y cubrió el Lanus-Banfield. Esto es un medio, es el medio del periodismo. No tenés que llevarte mal con nadie, hermosa. Nunca sabes de quien puede venir una mano en el futuro”. Mensajes como estos se multiplican. Periodistas, fotógrafos, prenseros de los clubes que prometen trabajo a cambio de una cena, una salida, una noche.

El deporte, y el fútbol en particular, son ámbitos donde históricamente las mujeres han sido puestas en un segundo lugar siempre detrás de los deportistas varones, de los periodistas varones, de los árbitros y dirigentes varones. “Pero no sólo se sufre en el contexto de la cancha, sino también en la facultad, las que estudian periodismo deportivo lo sufren mucho”, comenta Guadalupe. “El fútbol es el deporte que más conocemos. y si, es un ambiente muy hostil. Aunque cada vez se ven más mujeres trabajando en las canchas, todavía hay una minoría que no lo acepta”.

Hasta el momentos, los periodistas apuntados por abusos son tres y de uno de ellos el grupo recibió más de 500 capturas de chats con maltratos y acoso. Además, algunos clubes ya tomaron medidas: Banfield, por ejemplo, les retiró las acreditaciones a dos de ellos, al igual que Lanús. Además, el coordinador general de acreditaciones de la Copa Argentina decidió ya no contar con los servicios del fotógrafo acusado.

A raíz de la difusión que logró el grupo por las redes sociales y diversos medios de comunicación, también comenzó una campaña de apoyo por parte de colegas varones, de jugadores y dirigentes, la mayoría de ellos del Ascenso, así como deportistas de otras disciplinas.

Periodistas Unidas se está convirtiendo de a poco en un espacio de referencia, donde mujeres ligadas a los deportes encuentran contención y, muchas de ellas, la fuerza para realizar denuncias que ayuden a terminar con la impunidad con la cual se manejan los machitos en estos espacios.

En este sentido, en las cuentas del grupo se puede encontrar el audio de los comentarios que realizaron periodistas y relatores de Radio Provincia AM 1270, el sábado 25 de agosto en el partido de Gimnasia de La Plata y Talleres. Son tres minutos de puro acoso y misoginia contra la jueza de línea, Daiana Milone.

-Muy linda
-Si, claro
-Aprobado
-Bajita de estatura, pero muy bien
-Estoy muy firme…

Además de la contención, las periodistas buscan cambios concretos, que les permitan a ellas y a las próximas trabajadoras desarrollar sus actividades con tranquilidad, libres de violencia machista. “Como esto se hizo tan masivo, a futuro pensamos en crear una ONG para brindarle acceso legal a las chicas que lo necesiten y también para tener un punto de encuentro”, cuenta Guadalupe. “También pedimos a la AFA, con las denuncias y nombres correspondientes, el derecho de admisión en las canchas. Queremos seguir con esta movida para que no vuelvan a pasar estas situaciones de acoso y discriminación a las mujeres, ni en el periodismo ni en ningún lado. Es una causa justa, pedimos que se respete el lugar de trabajo y no ser discriminadas, porque siempre estamos siendo evaluadas sólo por el hecho de ser mujeres”.

Las Periodistas Unidas crecen al ritmo de la marea feminista que ya es tsunami en nuestro país. El miedo que antes paralizaba ahora activa redes de sororidad que contienen y acompañan. De los grupos de WhatsApp a las calles que se manifiestan y a las canchas que gritan por el derecho a la pasión, las mujeres se unen al grito de “yo te creo hermana” y “no nos callamos más”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here