El pasado 14 de abril comenzó el Mundial por la Igualdad, una iniciativa llevada adelante por un grupo de organizaciones de Argentina, Colombia y Perú, que busca aprovechar el Mundial de Rusia 2018 para mostrar que el acceso al deporte también está plagado de desigualdades de género y que tenemos que transformarlas.

La primera actividad de este Mundial por la Igualdad se realizó en el Polideportivo de San Lorenzo, en Boedo, Buenos Aires. Allí, además de charlas, entrevistas y picaditos, se desarrolló una hackaton, en la que se relevaron diversos datos con el fin de darles visibilidad y ayudar así al crecimiento del fútbol jugado por las mujeres.

Algunos de los datos encontrados por las hackatonistas fueron, por ejemplo, que en Wikipedia, el fútbol femenino es definido como una “variante” del fútbol. Cómo si se tratara de un deporte diferente al que practican los varones, algo diferente al “fútbol de verdad”.

Siguiendo con la enciclopedia virtual, detectaron que existen 5.200 biografías de futbolistas varones y apenas 13 de jugadoras; en los ítems generalistas dedicados al fútbol, hay 6.000 artículos vinculados con varones y apenas 32 dedicados a las mujeres.

“En una primera etapa buscamos poner a la vista qué pasa con el fútbol femenino en la Argentina y en todos los países: quiénes son sus jugadoras, si hay mujeres que sean árbitros o incluso directoras técnicas. Una vez que comience el Mundial nos dedicaremos a contrastar cómo es la realidad de las mujeres en cada uno de los países que se enfrentarán en los partidos de Rusia”, comentó Mercedes D´Alessandro, de Economía Feminista, una de las organizaciones al frente del Mundial.

Para quienes tengan ganas de sumarse al Mundial por la Igualdad, pueden visitar esta pizarra de libre acceso donde pueden observarse algunos de los proyectos que se pusieron en marcha durante la jornada inaugural y que todavía se encuentran en desarrollo. Entre las propuestas, está la creación de un álbum de figuritas de la igualdad, memes que no recurran a expresiones machistas, trivias para conocer información histórica sobre el fútbol femenino y un proyecto titulado EcoFut para revisar presupuestos comparativos del fútbol en clubes y federaciones.

“Nuestro objetivo es convertir los 48 partidos del mundial en oportunidades para informar, aprender, reflexionar y generar acciones que transformen estas desigualdades”, explican desde Economía Femini(s)ta. “Queremos aprovechar este campeonato para hablar de las brechas salariales entre jugadores y jugadoras, del acceso al deporte para las mujeres, de la violencia machista. Queremos saber cuántas periodistas deportivas estarán cubriendo los partidos y si tendrán voz en los relatos. Nos gustaría generar conversaciones sobre estos temas con la misma pasión que se debate una jugada polémica o se festeja la victoria de tu equipo favorito. Nuestro objetivo es convertir los 48 partidos del mundial en oportunidades para informar, aprender, reflexionar y generar acciones que transformen estas desigualdades”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here